técnicas y cultivos plantaciones almendros
El Cultivo del almendro – Prefacio
2 noviembre, 2017 - By: - In: cultivo almendros - Tags: - Comentarios desactivados en El Cultivo del almendro – Prefacio

“el cultivo del almendro está pasando por  una verdadera revolución, tanto en lo referente al material vegetal como a las técnicas de cultivo”

 

En el anterior libro sobre el almendro, publicado el año 2.000: El Almendro. I – El Material Vegetal(Felipe A. J.), se expusieron algunos de los conocimientos adquiridos hasta entonces sobre esta especie: el material vegetal (variedades y patrones), su morfología y fisiología, complementados con otros aspectos que pueden ser de interés para el lector.

Se describieron, entre otros datos: el origen botánico, la producción, la morfología y vida del árbol, la biología floral y polinización, las variedades y patrones que en ese momento eran más utilizados, así como la forma de propagarlos y producir las plantas, la mejora genética y la calidad de las plantas.

Se consideró entonces que tener unos conocimientos mínimos sobre la morfología y el comportamiento de la especie resulta imprescindible a la hora de trabajar con ella, porque permite evitar errores que surgen frecuentemente cuando ese conocimiento es solamente superficial.

Quedó pendiente de exponer lo relativo al cultivo del almendro en distintos aspectos, cómo organizar el proyecto de la plantación, cómo elegir el material vegetal al realizar la plantación, y qué técnicas de cultivo aplicar para obtener, mediante sus cosechas, unos rendimientos económicos que permitan al agricultor lograr la compensación de los trabajos que aporta, así como la amortización, con sus intereses, de los capitales invertidos.

En el libro El Cultivo del Almendro, trataremos de proporcionar información breve, de la forma más actualizada posible, sobre el material vegetal de reciente obtención (patrones y variedades de almendros) y de las técnicas de cultivo en almendros que hoy se consideran adecuadas para su manejo. La exposición de estas técnicas, por tanto, tiene por objetivo el presentar al agricultor y al técnico que le asesora un abanico de posibilidades que permitan obtener de las plantaciones unas cosechas importantes que proporcionen al agricultor el retorno que espera de sus esfuerzos económicos y de trabajo.

Somos conscientes de que las técnicas que exponemos no son las únicas que se pueden aplicar, ni pretendemos que sean consideradas como las mejores. La experiencia que se va obteniendo con este cultivo va sugiriendo modificaciones para lograr aumentos de cosechas o reducciones de costes. La importante evolución que ha sufrido este cultivo durante los años recientes es una buena prueba de ello.

Así como los conocimientos expuestos en el libro mencionado más arriba son bastante estables, aunque no en todos los temas tratados, las técnicas evolucionan con el paso del tiempo debido a los avances en la experiencia de su aplicación, a la aparición de nuevo material vegetal y de nuevas máquinas para manejarlo.

El material vegetal está actualmente en continua evolución debido a la obtención y salida al mercado de nuevas variedades y patrones que permiten reorientar los sistemas de plantación de almendros, con las implicaciones de todo tipo que ello supone.

En el momento actual se dispone de un material vegetal, unos conocimientos y unas técnicas de cultivo que el agricultor debería conocer antes de plantar para adoptar las más convenientes en cada caso y, con ello, lograr el máximo rendimiento de sus plantaciones de almendros.

Conviene tener presente que el objetivo de muchos de los cambios introducidos en las técnicas de cultivo no buscan solamente el reducir los gastos globales de la explotación, sino, más bien, el procurar que cada kg de almendra producido cueste menos al productor. Ese objetivo puede lograrse mediante un mejor material vegetal adaptado a la zona, y mejorando  las técnicas y su aplicación para producir cosechas más abundantes sin aumentar los costes en la misma proporción. Ambos aspectos son muy importantes y, normalmente, hay que considerarlos conjuntamente.

En el caso del almendro se dispone actualmente:

  • De un material vegetal más variado y eficiente y más adaptado a nuestras condiciones ambientales (distintas variedades y patrones capaces de cultivarse en condiciones variadas).
  • De unos sistemas de plantación más eficientes.
  • De un mejor conocimiento de las necesidades en agua y nutrientes del material vegetal, así como los sistemas y momentos más oportunos para su aplicación.
  • De unas posibilidades de mecanización del cultivo muy avanzadas.

Por todo ello, puede decirse que el cultivo del almendro está pasando por  una verdadera revolución, tanto en lo referente al material vegetal como a las técnicas de cultivo.

 

Especialistas en almendro y autores
Antonio J. Felipe, Xavier Rius García, María J. Rubio-Cabetas